Mind your studies

Hay tres pilares fundamentales que te permitirán acceder a becas deportivas en Estados Unidos:

Notas – Las universidades americanas utilizan la media de tus notas durante el bachillerato y los últimos dos años de la ESO.  El mismo colegio también proporciona a la universidad el puesto del alumno durante sus años de formación en el ranking de notas.

SAT (la “selectividad americana”) –  Cualquier candidato a entrar en una universidad de Estados Unidos  tiene que realizar esta prueba.  El SAT no es un examen que se pueda aprobar o suspender, sino que la nota que sacas determina la universidad a la que puedes aspirar y el tipo de becas a las que puedes acceder.

TOEFL – Un examen que mide el nivel de inglés. Para poder seguir las clases en inglés, la mayoría de las universidades piden un mínimo de puntuación que varía entre los 500 y 600 puntos en la parte escrita de la prueba.

Las universidades siguen otros parámetros en la selección de su alumnado aparte de los ya tres mencionados.

Tus intereses y actividades – las universidades quieren saber qué te apasiona y cómo has desarrollado ése aspecto de tu vida.

Potencial para crecer – ¿Eres una persona abierta al mundo con ganas de conseguir tus retos?  Eso es lo que la universidad tiene que percibir.

Aportación al Campus - ¿Qué aportas a la universidad? ¿Cómo puedes enriquecer sus  aulas? ¿Qué experiencia aportas a otros alumnos? Las universidades americanas ven con buenos ojos el hecho de tener una trayectoria distinta a la de tus posibles compañeros.